¿Qué funciones debe realizar una prótesis?

 

Las prótesis pueden ser

Dentosoportadas

Son prótesis soportadas por los dientes pilares del paciente, es decir, sus dientes naturales. Se trata de las prótesis fijas. Generalmente son dientes son previamente tallados por el profesional pero también pueden conservar su estructura.


Mucosoportadas

Son las conocidas como dentaduras postizas, se soportan sobre el proceso alveolar en contacto con la encíaprótesis completas de resina.

Dentomucosoportadas

Combinan los dos tipos anteriores de soportes; se soportan en los dientes remanentes como también en el proceso alveolar. Se tratan de prótesis de metal, parciales de resina y mixtas.


Implantosoportadas

Son soportadas por implantes quirúrgicos.

 

La estabilidad de la prótesis es esencial debido a que si es inestable dificultará la fonética y la masticación, se balanceará al morder cada lado e incomodará en la boca. Por lo tanto, deberá ser contemplada mientras se busca el soporte y la retención conveniente, con el objetivo de conseguir que estos tres principios estén interrelacionados.

La unidad de retención y de soporte contrarresta el movimiento protésico, por lo cual si no está adecuadamente diseñado desplazaría al aparato de su inserción. Pero si analizamos la interface prótesis – soporte, llamando al primero “aparato protésico” y al segundo “terreno protésico” tendríamos unidades funcionales que dependen de uno en cuanto a su diseño y constitución, y por otro lado unidades funcionales que dependen del otro en lo que se refiere a la preparación previa. Un claro ejemplo es la Torre de Pisa ya que su inclinación se debe a sus componentes estructurales pero además al terreno que la soporta.

En conclusión, además de estos factores hay que sumar un cuarto: la fijación depende del terreno de soporte. Entonces, cada prótesis tiene sus unidades de retención, soporte y estabilidad y también su propia unidad de fijación.

En prótesis total, la unidad de fijación se dará por la estabilidad de la mucosa adherida al hueso. Es importante aclarar que un excelente soporte dependerá de la cantidad de hueso remanente, ya que es quien soportará las fuerzas oclusales.

En prótesis fija o removible estará determinada por la relación de inserción periodontal de las piezas pilares con respecto a la corona clínica del mismo.

En prótesis implanto retenida la fijación está completamente unida a la oseointegración del implante.

Recuerde que la funcionalidad de la prótesis manifiesta salud y calidad de vida para el paciente. Otro de los principales propósitos es evitar que las demás estructuras dentarias del aparato masticador sufran deterioros debido a que las prótesis inclusive arreglan la dimensión vertical de la boca.

Si la boca carece de piezas dentarias, ya sea total o parcialmente, las estructuras que componen esa cavidad oral se adaptarán a la nueva situación, lo cual producirá situaciones inadecuadas para la salud oral. Las prótesis tienen que considerar las presiones que se realizan durante las masticación de alimentos, para que la presión esté equilibrada y repartida correctamente, para evitar futuros problemas y el sufrimiento de la boca.

Se puede decir que la belleza es cultural, se trata de un concepto tanto abstracto como subjetivo, por lo tanto hay que tener en cuenta que el paciente no tendrá siempre el mismo concepto de prótesis estético en relación con el concepto de los profesionales.

Al hablar de este asunto, generalmente se relaciona lo mejor con dentaduras blancas, sin ningún desgaste, etc. Sin embargo, el objetivo protésico es obtener una dentadura estética y natural, no tan perfecta. Los dientes deben colocarse del mismo color y forma que las piezas naturales.

Por lo tanto, una dentadura completa y sana es importante, pero hay que recordar que las prótesis no solo restauran las dentaduras sino que además restauran la dimensión vertical de la boca así como el aspecto de la cara.

En el momento de crear una prótesis, habrá que considerar la línea media, que es la que permite conocer dónde va el primer central, la línea de sonrisa, la cual permite saber la longitud de los dientes y la línea de los caninos, que permite establecer la amplitud de la línea de la sonrisa.

 

Prótesis Fija

 

Sin duda, los dientes que se perdieron tienen que reemplazarse, no importa si la zona sin dientes es la parte más visible de la boca o si está en el sector posterior, es decir, donde se ejercen las fuerzas de masticación.

Además, perder dientes puede traer importantes consecuencias estéticas si nos referimos a piezas de la zona anterior, o dificultades en la estabilización de la mandíbula y problemas digestivos, en caso de las piezas molares. Al reemplazar las piezas dentales que faltan se mejora la estética y la masticación, así como también se evitan movimientos indeseables de los dientes cercanos. Por lo tanto, la prótesis fija es una opción ideal ya que permite una adecuada higiene, obtiene buena distribución de las fuerzas y resistencia y es muy aceptada psicológicamente.

La prótesis fija abarca desde la restauración de solo un diente hasta la rehabilitación de toda la boca.

 

Puentes

 

Se trata de una estructura que reemplaza a uno o varios dientes perdidos y que se adhiere permanentemente a los pilares anteriores y posteriores. Se coloca en zonas donde faltan pocos dientes y a su vez hay como mínimo un pilar anterior y otro posterior.

La prótesis fija puede ser elaborada con variados materiales:

    • metal noble (de Oro).

    • metal semi-noble (Aleación de Cromo y Níquel), se usa en zonas no estéticas, donde las fuerzas masticatorias son intensas.

    • metal y cerámica, combinan resistencia y estética.

    • cerámica, dan alta estética.

    • zirconio y cerámica, ofrecen resistencia, estética y un ajuste excelente.

En el momento que se confecciona la prótesis, es importante que los dientes estén protegidos y el paciente cómodo. Para dicha protección, se cubrirán los pilares con coronas de resina.

Para garantizar el éxito duradero de la prótesis fija es necesario acudir a controles periódicas.

Para realizar la higiene diaria de su puente fijo, además del cepillado dental, debe usar cepillos ínterdentarios e hilos con enhebrador para pasarlos debajo de la estructura, en el consultorio se le explicará el uso de los mismos.

 

Prótesis completa

 

No es aconsejable retirar la prótesis los primeros días de instalada. Solo se recomienda retirarla para higienizarla o en caso de sentir dolor. Si esto último sucede, el paciente deberá usarla solo el día que vaya a control, en donde se realizarán los ajustes necesarios.

Una vez que el paciente consiga adaptarse al uso de la prótesis, se aconseja el retiro nocturno con el objetivo de descansar los tejidos.

Es fundamental recordar que en todo momento que se retire de la boca la prótesis, se debe colocar en un recipiente con agua para que se mantenga hidratada y de esa manera evitar desecación y posibles cambios volumétricos. Esto facilitará la rápida adhesión a los tejidos que soportan la mucosa.

Es posible que algunos pacientes portadores de prótesis no puedan retirar su dentadura debido a que les afectaría tanto psíquica como emocionalmente. En estos casos es recomendable, siempre que sea posible, descansar en un lapso de 3 horas. De no ser posible, se aconseja mantenerla lo más higienizada posible.

Al colocar las prótesis, en las primeras horas las glándulas salivales se estimularán por lo tanto el exceso de saliva será normal. Sin embargo, parará pasadas algunas horas.

Es importante que no mastique inicialmente con sus prótesis hasta posteriores visitas en donde el odontólogo hará las modificaciones necesarias para que pueda masticar eficazmente. También es aconsejable ingerir, en los primeros días, alimentos blancos y poco adhesivos.

Para acostumbrarse a la presión que ejercen las prótesis sobre los rebordes, debe masticar continuo y despacio. No debe dar grandes bocados, sino cortar pequeños pedazos utilizando cuchillo y tenedor. Es decir, no tire del alimento para cortarlo, utilice estos utensilios, empujándolos hacia atrás y distribuyéndolos de ambos lados, con el objetivo de lograr estabilidad y una masticación bilateral.

Sus prótesis se moverán al masticar, por lo tanto no debe alterarse ya que es normal.

Su odontólogo debe recordarle que las prótesis podrán causar molestias y puntos dolorosos de presión, en estos casos el paciente debe asistir a una consulta para que sea calmado. El paciente mejorará la técnica y dominará las prótesis con el transcurso del tiempo, así logrará una adecuada alimentación.

A su vez, el habla puede cambiar, por lo que es importante practicar leyendo en voz alta o mirándose a un espejo, sin repetir las mismas palabras.

El paladar duro se cubre con la capa de material de base que excede al espesor del tejido perdido en esa zona, lo cual puede variar la conducción de las ondas sonoras hasta el mecanismo auditivo del paciente. Generalmente el paciente encuentra extraño sus tonos, no siendo así para sus interlocutores, esto es algo temporal que desaparece en horas o como mucho pocos días.

Es fundamental que el paciente mantenga la higiene bucal de la mucosa, cepille y masajee los tejidos para activar la circulación y mantener los tejidos sanos. Puede utilizarse también enjuagatorios.

La prótesis también tiene que conservarse limpia, cepillándola al levantarse, luego de cada comida y al acostarse. De esta manera se logrará el hábito de una correcta higiene dental.

Las prótesis pueden ser limpiadas utilizando cepillos de cerdas de ambos lados, usando el haz más grueso para las superficies grandes y el haz pequeño para las de difícil acceso. Es necesario usar jabón líquido neutro y nunca sustancias abrasivas que ocasionen gritas ni dentífricos.

Siempre debes limpiar el paladar y la lengua con un cepillo que sea blando.

Durante los primeros días, sentirá que su dentadura es un cuerpo extraño, lo cual causará una mayor secreción de saliva que lo normal, por eso es preciso deglutir constantemente. Con el pasar de los días la situación mejorará y sentirá que sus nuevos dientes le pertenecen totalmente.

Es preciso que el paciente tenga en cuenta que su odontólogo está realizando todo lo que se encuentra a su alcance para resolver el problema, conforme a sus características personales, sus gustos, aplicando técnicas definidas, condicionadas a sus circunstancias particulares. Por lo tanto, una vez que se coloquen las prótesis debe tener paciencia para vivir con ellas, expresarse, tolerarlas, reír, comer, etc. Puede ocurrir que al principio las rechace, pero al pasar los días el éxito dependerá de la habilidad del profesional, de la técnica, así como también del estado de los maxilares, tejidos vecinos y la cooperación del paciente.

La prótesis inferior necesita más paciencia que la superior debido a que el tiempo de adaptación es más largo. No se altere si el espacio lingual es estrecho, la lengua se acostumbrará a esta nueva situación.

Para un adecuado mantenimiento y control de las posibles lesiones que puedan ocurrir en los tejidos de soporte, se deberá realizarse frecuentemente ajustes, retoques y correciones ocluso-articulares o el ordenamiento de nuevas prótesis considerando las condiciones.

Es necesario que el profesional lleve adelante los controles para no atentar contra la salud de los tejidos bucales.

Hay que recordar que no todos los pacientes son iguales, varían en cuanto al nivel del umbral y control muscular, especialmente aquellos que han estado sin dientes posteriores durante un amplio período.

Cuando el paciente se presenta a la primera visita después de colocar los implantes, es necesario dejar tiempo suficiente para:

     .- Corregir cualquier punto doloroso.

     .- Darle más instrucciones sobre el comer.

     .- Perfeccionar la oclusión (mordida).

 
 

Los primeros días, procure cerrar la boca y masticar con cuidado, para no morderse y no sobrecargar las encías.

Por la misma razón, conviene que inicialmente mastique suavemente alimentos blandos y no pegajosos, pasando poco a poco a comer productos de mayor consistencia.

Esfuércese en recordar que la masticación debe realizarse con ambos lados a la vez.

Para tratar las heridas producidas por las mordeduras (generalmente, muy dolorosas), puede utilizar colutorios, pomadas o geles calmantes y cicatrizantes.

ATENCIÓN! Si tiene dolor intenso al morder, o aparecen heridas, acuda inmediatamente a la consulta, para que realizarle los alivios pertinentes en sus prótesis y prescribirle además, en su caso, tratamientos calmantes y cicatrizantes en forma de colutorios, pomadas o geles, que por sí solos no bastan. También debe acudir a la consulta si tiene molestias tolerables que no mejoren o remitan en cuatro o cinco días.

Existen productos farmacéuticos (colutorios, pomadas y polvos) que favorecen la retención y adaptación de la prótesis en su boca. Debe saber que no son «milagrosos». Consúltenos si cree necesitarlos.

Evite, al manipularlas, que sus prótesis se caigan al suelo, pues pueden fracturarse, sobre todo la inferior.

 

Colocación y desinserción

 

Los aparatos de prótesis completa deben colocarse en su sitio dentro de la boca con los dedos y siempre mojados. Nunca los introduzca y muerda sobre ellos sin estar situados debidamente, porque puede fracturarlos u ocasionar heridas en las encías.

Retírelos también con los dedos, procurando traccionar a la vez de los dos lados, ya que si los desnivela al desinsertarlos puede causarse heridas en las encías.

Tras retirarlos lávelos y deposítelos en un vaso con agua.

 

Cuidados e higiene

 

Después de cada comida debe higienizar las prótesis y la boca.

Las prótesis se deben limpiar, al menos 2 vez al día, con un cepillo especial para prótesis (de venta en farmacias) o un cepillo de uñas con cerdas de nailon, y, jabón, para evitar la formación de sarro y el depósito de tinciones.

Conviene quitar las prótesis para dormir, para que las mucosas descansen diariamente unas horas.

Mientras están fuera de la boca, las prótesis se deben conservar en un medio húmedo, preferiblemente, en un vaso de agua, a la que puede añadir pastillas desinfectantes comercializadas para ese menester.