En I.D.U te ofrecemos un implante dental del más alto nivel de calidad

 

¿Qué es un Implante dental?

Consiste en una pieza de titanio, parecida a una raíz dentaria, la cual se utiliza con el objetivo de sustituir las raíces de las piezas dentales perdidas. El procedimiento consta de colocar una corona (diente) en el hueso maxilar que permitirá reemplazar la pieza que falta por una artificial cuyos aspectos estéticos y funcionales son muy parecidos a los naturales.


Ventajas del Implante dental


• Larga durabilidad en la boca.
• No hace falta dañar los dientes adyacentes a la brecha (lo cual sí sucede con los puentes)
• Recupera la eficacia masticatoria.
• Excelente estética, recupera la expresión natural por completo
• Sensación de recuperación de sus propios dientes
• Elimina la incomodidad de los desajustes, la movilidad de las prótesis convencionales y la necesidad de quitar y poner las mismas.
• Evita la reabsorción ósea que se producen con el paso de los años
• Se pueden colocar de forma inmediata, en la misma sesión en la que se extraen los dientes que no sirven

 

¿En qué consiste el tratamiento de Implante Dental?

Se basa en tres fases: quirúrgica, protética y de mantenimiento.


Fase quirúrgica: En esta fase se coloca el implante en el hueso. Se trata de un procedimiento sencillo; se realiza una pequeña incisión en la encía en donde se labra un nuevo alvéolo para introducir el implante. Por último se sutura la encía y se deberá esperar entre siete a diez días para retirar los puntos.


Fase protética: Luego de colocar el implante se necesitarán unas semanas para que se cicatrice y transcurrido ese período comenzará la fase protética (elaboración de la prótesis). En primer lugar se tomará la medida de la boca del paciente para realizar un modelo de trabajo para el laboratorio. Este consta de una fiel réplica de la boca que reproduce la posición de los dientes y los implantes. Luego de tomar la medida el laboratorio confeccionará la prótesis sobre el modelo y el dentista la probará al menos dos veces antes de su colocación definitiva, con el objetivo de asegurar un perfecto ajuste y adaptación al tamaño, forma y el color de los demás dientes.


Fase de mantenimiento: Los implantes necesitan, al igual que los dientes, un minucioso cuidado diario. Este asegurará un buen comportamiento de la prótesis a largo plazo. El dentista deberá enseñar al paciente sobre el cuidado de sus implantes, dependiendo del tipo de prótesis.

Post-operatorio


En primer lugar, es imprescindible tener en cuenta que el tabaco es el principal enemigo del tratamiento de los implantes debido a que el riesgo de infección es hasta 16 veces mayor en personas que fuman.

Luego de colocar los implantes los pacientes no suelen tener molestias. Se trata de un procedimiento sencillo que no tendría por qué empujar al paciente a pasar por un trauma importante. Sin embargo, en caso de que se presenten molestias se le recomendará analgésicos y antinflamatorios que calmarán sus molestias.
Una vez finalizada la cirugía el paciente deberá colocarse una bolsa de hielo con el objetivo de evitar la hinchazón. Es posible que se produzca un leve hematoma en la zona, el cual se solucionará en pocos días. El día después de la cirugía el paciente estará completamente en condiciones de realizar una vida normal extremando la higiene bucal. Pasados siete a diez días se retirarán los puntos en caso de que se hayan realizado los mismos.

Riesgos

       

Como en toda cirugía, existen riesgos en la colocación de un implante que pueden evitarse fácilmente realizando un correcto diagnóstico y una minuciosa planificación.


         • En el maxilar y en la mandíbula existen estructuras anatómicas que se deben evitar con el objetivo de que el paciente no sufra molestias ni tenga complicaciones post-operatorias. Este tipo de complicación no suele ser frecuente pero en caso de ocurrir la mayoría de las veces tiene solución.

         • Muchas personas al acudir a la consulta nos preguntan sobre el rechazo de los implantes. Estos están formados por titanio, el material artificial más biocompatible, es decir, el que mejor tolera nuestro organismo. Sumémosle a esto que nunca se ha conocido un caso de rechazo o alergia al titanio. Sin embargo, aunque es muy poco frecuente puede suceder que en las próximas dos o tres semanas siguiente a la cirugía el implante se pierda. En este caso, lo que ocurre es una infección del implante, se debe a la colonización de la superficie del implante por bacterias que impiden su correcta cicatrización. La solución es sencilla; se esperará que se regenere la zona y se volverá a colocar otro implante dos o tres meses más tarde. Constatamos que este riesgo sucedió en nuestra clínica en el 0,01% de nuestros implantes.

 

Casos de Implantes dentales resueltos en nuestra clínica

 

Implantes Unitarios

Caso 1

Implante en molar inferior y confección de corona atornillada en cerámica.

Caso 2

Implante en central superior y confección de provisorio inmediato en acrílico con pilar para provisorio.
 
 

Implantes Múltiples

Caso 1:


Paciente femenina, con pérdida de tres piezas en el maxilar superior. Se confecciona un puente de tres piezas sobre dos implantes colocados previamente, con éxito, tanto en su resultado estético como funcional.

Caso 2:


Paciente masculino, con falta de premolar y molar en el maxilar superior. Se confeccionan dos piezas sobre dos implantes colocados previamente, mejorando la estética y la función.

 

Caso 3:


Paciente masculino, con pérdida de tres piezas en el maxilar superior. Se confecciona un puente de tres piezas sobre dos implantes colocados previamente, con una pieza volada a distal.

Caso 4:


Paciente masculino, con pérdida de múltiples piezas en el maxilar superior, involucrando el sector estético. Se confecciona un puente de cuatro piezas sobre tres implantes colocados previamente, logrando con éxito un buen resultado tanto estético como funcional.

 

Caso 5:


Paciente femenina, con pérdida de tres piezas en el maxilar superior. Se confecciona un puente de tres piezas sobre dos implantes colocados previamente, permitiendo a la paciente dejar de utilizar un aparato removible.

Caso 6:


Paciente masculino, con pérdida de dos premolares en el maxilar superior. Se confeccionan dos piezas sobre dos implantes colocados previamente.

 

Caso 7:


Paciente masculino, con pérdida de múltiples piezas en el maxilar superior, portador de prótesis fija. Se confecciona un puente de 8 piezas en cerámica sobre cuatros implantes colocados previamente, y se restaura los premolares con coronas cerámicas, logrando un gran confort del paciente y un resultado estético exitoso.

Caso 8:


Paciente femenina, con pérdida de los dos centrales superiores. Se procede a la colocación de dos implantes, y se confecciona de forma inmediata dos provisorios fijos (foto). La paciente en la misma sesión deja de utilizar un aparato removible. Queda a la espera de la osteointegración para confeccionar las piezas definitivas. Continúa en tratamiento.

 
 

Caso 9:


Paciente femenina, con pérdida de lateral superior, y corona de central en mal estado. Se coloca un implante en la pieza 22 y se realiza una corona sobre implante sobre la misma y una corona cerámica sobre 21, logrando un resultado estético óptimo.

 

Férulas Maxilar Completo

Caso 1 Maxilar completo

Paciente masculino, portador de prótesis completa hace muchos años, se procede a la colocación de 6 implantes en el maxilar superior y se instala una prótesis provisoria esperando la integración. Se confecciona férula de cerámica sobre esos 6 implantes, reponiendo las piezas faltantes.

Caso 2 Maxilar completo


Paciente femenina, se confecciona una férula en cerámica de doce piezas, sobre 8 implantes, logrando una amplia mejoría en el confort del paciente.